Seleccionar página

Truequeando, que es gerundio

Retrato Carol#PlayItLoud!

Hoy os traigo un post muy especial. Y es que a veces, buceando entre blogs y redes sociales, una se tropieza con quienes que mueven los hilos detrás de ellos y cuando salta la chispa pueden surgir cosas muy chulas. Hace varios meses di con el blog de Carol, de TuMiniTú, un proyecto precioso que consiste en convertir a cualquiera de nosotros en minipersonitas ilustradas. Son retratos, como ella los define, cabezones y de ojos grandes, pero sobre todo capaces de contar muchísimas cosas de quienes aparecen en ellos. Porque Carol sabe leer entre líneas y atrapar la esencia de las personas entre los trazos y colores que forman cada ilustración “Minitú”.

Pues bien, aquél día, después cotillear su rincón un ratito y saltar de una entrada a otra en modo enganche total, me enteré de que a Carol le encantan los trueques. Así que ni corta ni perezosa me lié la manta a la cabeza y le escribí un email para ofrecerle uno. Ella me contestó bien pronto para decirme que aceptaba encantada y así llegamos al acuerdo de retratarnos mutuamente. Aquí os enseño primero el que yo hice para ella y en seguida pasamos a mi “Miniyo”.

Retrato Carol detalle 1

Carol es una madrileña que cambió la capital por la Ciudad Condal, donde vive por amor (y a mí me parece que plantarse en Barcelona siguiendo a tu corazón no suena para nada como un mal plan, porque mira que es bonita). Es por eso que desde su ventana podemos ver un poco del Parque Güell, la Torre Agbar y la Sagrada Familia (sin olvidarnos del mar). Sin embargo, su corazón es fiel a los colores de su Atleti, que buenas alegrías le debe estar dando con el Cholo al frente del equipo, así que la bufanda de su club favorito tampoco podía faltar.

Retrato Carol detalle 2

Y ahora vamos con el súper retrato que Carol dibujó para mí. Amigos y amigas, con todos ustedes, “MiniEsther”.

Print¡Os aseguro que a esta “miniyo” no le falta detalle! Mis gafas de pasta, culpables de que las lentillas lleven meses muertas de risa sobre la repisa del baño, mi camiseta de rayas, mi pañuelo al cuello y, por supuesto, mis Converse. Además, el fondo de la ilustración da buena cuenta de los lugares más importantes de mi vida. Tenemos abajo el Tajo de Ronda, la playa de Málaga  en medio y algunos elementos londinenses en la parte de arriba, que como bien sabéis, no podían faltar.

semi-selfie trueque Carol

Estoy encantada con este trueque y sobre todo con haber podido conocer a Carol,  que es de esas personas cuya alegría y positividad traspasan la pantalla y las palabras escritas en un email. En mi pared ya hay hueco para mi súper-miniEsther y en mi lista de favoritos otro bien grande para ella. Si no la conocíais, os recomiendo muy mucho un paseo, café/chocolate en mano, por su web (aquí), siempre podéis volver y contarme cuánto habéis tardado en sentir el flechazo. 😉

Mil gracias, Carol. ¡Para lo que necesites, silba!

Y a vosotros, feliz miércoles. Os adelanto que el post del viernes es algo muy grande, así que aquí os espero, ¡no me faltéis!

fin post-

 

La vuelta al cole

vuelta al cole

#PlayItLoud!

La ilustración que os enseño hoy forma parte de un trabajo muy especial que hice para Julia, una futura maestra maravillosa, que quiso contar conmigo para un muy importante proyecto profesional. Tenía muchas ganas de enseñarla, pero debimos esperar una serie de plazos en su momento y, por mi parte, encontrar la ocasión oportuna para hacerlo.

No, aunque suene misterioso, no escondo ningún secreto detrás de mi última frase. Pero ya sabéis que a mí me gusta aderezar mis creaciones con algunas pinceladas de mis historias, recuerdos y movidas mentales varias (algunos, a estas alturas, ya os habréis acostumbrado). Así que, ¿qué mejor momento que septiembre y la vuelta al cole para compartir este dibujo con vosotros?

Y es que la vuelta al cole es probablemente una de las cosas que más echo de menos de mis años “pre-adultos”. Ese momento en que las eternas (que nunca volverán a serlo tanto) vacaciones de verano terminaban y volvías a encontrarte con todos tus amigos, sobre todo con los que no habías podido ver desde el final del curso anterior. Aquellas escapadas a la librería-papelería del barrio, cuando todos los libros y libretas olían a nuevo y le pedías a tu madre que por favor te comprara bolis de todos los colores y aquel estuche tan bonito donde poder guardarlos. Elegir una mochila nueva, forrar los libros, escribir los nombres de las asignaturas en los cuadernos, copiar el horario, pasar a limpio los apuntes (de esto último me cansaba yo pronto). Hasta madrugar tenía su punto de emoción aquellos primeros días del curso. Hasta que te mandaran deberes te arrancaba una sonrisa…

Creo que da igual cuantos años pasen, siempre me asaltará ese pellizquito de nostalgia cuando se hable de la vuelta al cole, siempre recordaré un buen puñado de historias infantiles, de travesuras y juegos en el recreo (y en las aulas). Los motes de los profesores, los deberes copiados en los cambios de clase, el miedo por salir a la pizarra, las excursiones y las fiestas de fin de curso, entre otras muchas cosas.

Como recordar historias de colegio podría no tener fin, paro aquí. No sin antes invitaros a compartir conmigo algunos de esos recuerdos de cuando éramos “chicos” (me encantará leerlos) y no sin antes, por supuesto, darle las gracias a Julia por su confianza y por dejarme compartir su dibujo. Toda la suerte del mundo con todo, te la mereces.

Que paséis un fin de semana genial. Os leo el lunes :)

fin post-

Proyecto de la A a la Z: D de Diversión

D de Diversión

#PlayItLoud!

Hoy vuelvo a participar, por tercer mes consecutivo, en la iniciativa fotográfica De la A a la Z de Laura, aka Miss Lavanda. Esta vez, además, he conseguido no dejarlo para el último día como venía haciendo. La letra para septiembre es la D, y llevaba ya un tiempo dándole vueltas a qué podría ser fotografiable con la letra D: dedos, dudas, dormir, despertar, delicias… Se me venía mucho y, a la vez, muy poco a la cabeza. Enfocaba y disparaba, pero la cámara no me regalaba ninguna imagen que consiguiera enamorarme.

Hasta que el otro día, mientras buscaba unas fotos en el ordenador, me tropecé con ésta y lo tuve claro: D de Diversión. Me había propuesto no tirar de archivo, pero la sonrisa que me arranca esta imagen, cada vez que me cruzo con ella, fue más fuerte, y decidí que tenía que compartirla. Me encanta esta foto porque en ella capturé un momento de felicidad, de esos de los que no eres enteramente consciente mientras lo vives, pero que te dejan con esa paz y esa tranquilidad que te hace darte cuenta de que ya lo has añadido a la mochila de los recuerdos bonitos.

Fue en mi último viaje a Londres, allá por abril, y llevábamos muchísima prisa, porque estábamos a punto de perder el tren que nos llevaba a la otra punta de la ciudad, donde celebrábamos la fiesta de cumpleaños sorpresa de esa chica que salta en la foto, que oponía resistencia y se negaba a obedecer órdenes la muy cabezota (serlo tanto y a tu manera es otra de las cosas que te hace única, amiga mía). Pero cuando me topé con este viejo y precioso pub abandonado, convertido en una obra de arte urbano, una explosión de colores en medio de un día tan gris, paré un momento para hacerle una foto y de pronto todos nos olvidamos de las prisas, yo enfocaba y disparaba y ellos saltaban de un lado para otro, como niños que se divierten, dándole aún más color a la estampa.

Después de aquel momento, que no llegó a durar un minuto, todos volvimos a la carrera, para llegar a la estación antes de que saliera aquel tren, que, muy por los pelos, conseguimos coger.

Y es por eso que esta imagen simboliza para mí la diversión, la espontaneidad, el impulso y ese instante que hace que cuatro personas sintonicen la misma frecuencia en un mismo momento para olvidarse del mundo y sonreír (aunque yo no pudiera saltar haciendo la foto).

Espero que os guste y haya sido capaz de transmitir un poquitín la sensación de felicidad que me regala este momento, hecho eterno gracias a la fotografía, que al fin y al cabo es la magia que Laura pretende que capturemos con este abecedario fotográfico. Así que os invito a pasar por su blog y descubrir al resto de los participantes.

Nos leemos el viernes, hasta entonces, ¡divertíos!

fin post-

Estamos de feria

Feria de Málaga 2014#PlayItLoud!

En Málaga estamos de feria, a pesar de que yo cada vez estoy menos juerguista. Pero la tradición es la tradición y al menos un día hay que pasar por allí, compartir unas cuantas cañas con los amigos, bailar como si no hubiera mañana, cantar sin miedo a perder la voz, no hacerle caso al calor y, sobre todo, olvidarse de que las resacas ya no son como aquellas que tan bien llevábamos a los veinte. A partir de los treinta ya duran un par de días.

Así que fue eso lo que hice, después de un fin de semana de cumpleaños de lo más intenso, salté a las calles malagueñas y me olvidé por unas horas de los problemas, las responsabilidades y las rutinas, vistiendo la mejor de las sonrisas, esa que sale sin forzarla, y cantando aquellas canciones eternas, compuestas muchos años antes de que yo naciera, pero que siempre vuelven en ocasiones como ésta y te hacen saltar de la silla y no querer volver a sentarte. Yo soy muy de repertorio antiguo para el petardeo: Marisol, Raphael, Rocío Jurado o la grandísima Rafaella Carrá (entre otros muchos), y muy de música de los ochenta para bailar hasta altas horas de la madrugada: Danza Invisible, Los Rodríguez, Seguridad Social, Tequila,… Y una cosa más, soporto bastante poco el reggaeton y todas sus variantes (no hace falta profundizar mucho en esto).

Y después de tantos días de mucho disfrute y poco descanso, ando hecha un trapo, durmiendo por las esquinas y dando paseos del sofá a la cama y al revés. Pero una ya sabe cómo funciona esto, y volveré a ser una persona en mis plenas facultades a partir de mañana. La feria llegará a su fin el sábado y, cuando ésta acabe, empezaremos a sufrir ese tonto sentimiento de que el fin del verano se acerca (aunque aún le quede un mes). Pero sólo llegará septiembre y con él algunos días de vacaciones, temperaturas más soportables y, por fin, menos gente en las playas (Málaga en agosto es imposible).

Esto es todo por hoy, vuelvo el viernes para intentar ponerle un broche de oro a esta semana de cascarilla.

Que paséis un día genial.

PD. Yo, de vosotros, no me perdía el vídeo del #PlayItLoud! de hoy, no tiene desperdicio (permitidme un punto petardo, es feria).

fin post-

Lunes lentos

Lunes antifaz

#PlayItLoud!

Buenos días a todos. Es lunes y hoy amanezco con el corazón contento y el cerebro dormido, muy dormido. Tenía otros planes para el post de hoy, pero he decidido despertar despacito, sin hacer mucho ruido. Iré hasta la cocina de puntillas y, aún con los ojos medio cerrados, cargaré la cafetera y me sentaré a esperar a que suba el café, en silencio y sin prisa, sin ninguna prisa. Acompañaré cada sorbito con un montón de momentos bonitos, añadidos al saco de los recuerdos inolvidables, tan inolvidables como las personas que me los han regalado.

Qué genial sensación sentir que no pasa el tiempo por más que pasen los años. Con eso me quedo hoy.

Pasad un gran lunes, de aquí al miércoles voy despertando.

fin post-

 

¡Cumpleaños feliz! (a mí)

Cumpleaños parchís#PlayItLoud!

Sí, hoy es mi cumpleaños, así que me asomo por aquí muy brevemente para desearme a mí misma un feliz día, ¡por qué no! (así, en modo Rocío Jurado), y sobre todo para celebrarlo un poquitín con vosotros y daros las gracias, de corazón, por pasar por aquí cada día, por leer, comentar y compartir. A quienes lo hacéis en silencio (¡animaos algún día y dejadme unas palabritas, que me haréis muy feliz!) y a quienes cada vez sois más asiduos a conversar, porque al final se trata de eso, de establecer un diálogo, de dar y de recibir. Porque suena a tópico, pero esto sin vosotros no tiene sentido y puedo afirmar rotundamente que haber creado este blog ha sido una de las mejores decisiones de este último año, así que espero seguir teniendoos por aquí durante mucho más tiempo.

Caen treinta y dos hermosas primaveras (no me quito ni uno) y éste va a ser un cumpleaños muy especial. Me escapo unos días a dedicarme en cuerpo y alma a mi vida 1.0 y a reencontrarme con alguna de las personas más bonitas de ésta, alejados del mundanal ruido y de las prisas del reloj. Charlas de madrugada, canciones desafinadas que nunca sonarán mejor, horas de sol y piscina, olor a barbacoa y risas, muchas risas.

Pasad un fin de semana genial (y los más suertudos, disfrutad del puente). Yo, como buena niña de los ochenta, me regalo un cumpleaños feliz con mis amigos de Parchís y os invito a darle al play y cantar conmigo.

¡Hasta el lunes!

fin post-

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: